25 jun. 2012

Elefantes



Gran parte de la población se preocupó o se indignó por la fractura de cadera de nuestro amado Borbón, o porque este señor se haya gastado un dineral para irse a África a cazar animalicos. Pero, ¿quién se preocupa por el elefante y los otros animales que asesinó? Intentaré que reflexionen las personas que están indignadas por estos sucesos, pues las que aún siguen apoyando los actos de “Juanca” deberían ser las víctimas de nuestra caza por la liberación animal (La liberación animal incluye la humana, pues también somos animales).

Entiendo y comparto la frustración y la rabia que se siente al ver como un trozo de pellejo con patas gasta el dinero que millones de personas necesitan para necesidades básicas en su disfrute, evidenciando su egoísmo y que todos los españoles al igual que el resto de personas le importan lo mismo que los animales que asesina. Pero poneros en la piel del elefante y veréis que nuestras quejas deberían quedar en un segundo plano en comparación con lo que el pobre elefante sufrió.

Él quería vivir, el tenía sentimientos como nosotros, seguro que ha dejado a una familia que lo echará de menos, al igual que yo echo de menos a todos los familiares que me han ido dejando a lo largo de mi vida. El maldito dinero es un simple papel, el sufrimiento que sintió mi compañero animal, no se puede justificar ni con millones. El derecho a la vida es lo más importante, imaginad que matasen a vuestro hermanx, hijx, padre, madre, abuelx… ¿Os gustaría? ¿Veríais justificación en el dinero o el disfrute de un desecho humano? Pues preguntaros esto la próxima vez que os comáis una hamburguesa, vistáis la piel de algún ser o utilicéis para cualquier beneficio personal a un animal.

No podemos ni queremos dejar pasar el hecho de que el Rey es presidente honorífico de WWF (World Wildlife Fund for Nature, una de las mayores asociaciones ecologistas del planeta) desde 1968 y que ellos llevan 50 años “trabajando” por la conservación de los elefantes, contra la caza furtiva y el negocio del marfil. Parece que después de estos sucesos, le han pedido amablemente al Rey que deje el cargo de presidente de honor, porque ya cantaba mucho.

Texto extraído del fanzine "Es nuestro turno", del colectivo Vegan SXE de Almería

No hay comentarios: